Al que buen árbol se arrima, que tenga cuidado con las hormigas rojas. Todo el mundo sabe que esas malditas hormigas están tramando algo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *